viernes, 12 de octubre de 2012

Tiempo

¿Alguna vez os habéis preguntado cuanto dura un minuto? Sesenta segundos, diréis muchos y objetivamente opino lo mismo. Pero, ¿quién no ha sentido que un minuto es eterno? ¿Qué una clase no termina nunca? ¿Quién no ha sentido que un minuto ha durado menos que un segundo? ¿Qué ha pasado mucho tiempo cuando ni siquiera te ha dado tiempo a respirar?
Hoy es uno de esos días en los que te pones a pensar y de repente, sin darte cuenta, llegas a la conclusión de que el tiempo es una mierda. Cuanto más rápido quieres que vaya más despacio va mientras que cuando quieres que no pase, vuela. Hoy me he dado cuenta de que hace ya un año, un año parece poco pero llevo un año que parecen 5 a su lado. Cuando más tiempo paso a su lado más me doy cuenta de que es genial y tras un año parece que nos conocemos de toda la vida, de siempre. Y es ahora cuando recuerdas el día que le conociste o cuando vino y ni siquiera te acordabas de quien era ese niño raro que te hablaba. Son tantos recuerdos en un año, son tantas melancolías...
Muchas veces el tiempo es nuestro enemigo, otras es la forma de continuar nuestro camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada