domingo, 23 de diciembre de 2012

Quizás hoy no me entiendas, la verdad, es bastante complicado. Bueno más que complicado podría resultar incomprensible. No, no estoy menos preciando la capacidad de entenderlo de nadie que lea esto pero... ¿Serías capaz de imaginar lo que siente alguien a quien acaban de cortar un brazo? Sé que suena exagerado, pero esto es algo que solo entenderás si lo has pasado. Sé que la gente que no lo entiende intenta ayudar pero para mi no hay cosa que más rabia me de que alguien que no sabe nada me diga "Uuuf, te entiendo." Tiene gracia, ¿verdad? Veo a gente quejándose de que no les "quieren" cuando cambian de novio más que de bragas. Todo esto mientras que otros estamos deseando saber los que es eso de que "te quieran". Suena raro, eh. Yo no quiero que me quieran, bueno si como todos, pero en parte no lo quiero porque... No sé lo que es. Sueno muy radical, suelo serlo. Pero me falta algo, realmente no sé el que, es como esa sensación de que olvidas algo pero no tienes muy claro el qué, eso me pasa, siento que me falta algo pero como no sé que es no puedo buscarlo. Necesito alguien que me explique que se siente cuando te levantan todos los días con un "Buenos días mi pequeña". Que se siente cuando te acuestas siendo la última conversación de alguien. Que se siente cuando sabes que alguien hace algo para ti, solo para verte sonreír sin esperar nada. 
Cuanto más intento que me expliquen peor estoy, porque cuando ves a quien lo siente ves sus sonrisas, sus miradas, sus caras de tontos y como no te dan envidia pero... ¿Cómo voy a tener envidia de algo que no he sentido? No tiene sentido. Pero tengo que reconocer que en mi vida hace tiempo que casi nada tiene sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada