miércoles, 25 de julio de 2012

Esa persona.

        Me levanto, prefiero no mirar al espejo, sinceramente, voy a ver lo mismo de todos los días. Enciendo el ordenador por rutina porque siendo realistas sé que no habrá nada nuevo. A fin de cuentas, ¿a quien coño le importa lo que me pase? Sigo perdiendo el tiempo un rato más pero me canso y me voy a a ducha. Es aquí donde empieza la paradoja, YO defensora del tópico 'El físico no importa' estoy delante del espejo mirando asqueada lo que tengo delante. '¿Quién coño va a quererte a ti?' 'Normal que estés sola' son frases que machacan mi cabeza. En este momento subo un poco más la música, al máximo intentando así callar mis pensamientos, esos que me dan tanto miedo. Tengo que reconocer que la mayoría de las veces son más cruel que las personas que me hacen llorar y la verdad que si me molesta tanto es porque sé que tienen toda la razón.
      Y no hay nada más duro en el mundo qué que la persona más importante en tu mundo no te quiera. Y no te equivoques, no estoy hablando de ese niñ@ por el que babeas, hablo de la única persona que estará SIEMPRE a tu lado, en lo bueno y en lo malo, pase lo que pase. Esa persona eres TÚ, quieras o no mañana cuando te despiertes seguirás siendo tú. Y siendo realistas yo no soy nadie para decirte eso de que te quieras, que vales un montón, bla, bla, bla... No te lo voy a decir, aún que realmente lo piense, porque ni te voy a hacer cambiar de opinión ni quiero convertirme en una hipócrita. Sólo te diré que para que la belleza sea amada, primero debe mostrar lo bella que es.

No quieras que te quieran cuando ni si quiera tú has sido capaz de quererte a ti mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada