viernes, 27 de julio de 2012

Un amigo


Quiero hablaros de esa persona que todos tenemos, esa a la que en ciertos momentos matarías (muchos de ellos con razón) existen un millón de momentos que merecen la pena y la merecen porque está a tu lado. Está ahí para todo lo que haga falta. Es quien te grita cuando lo mereces quien hace que  vuelvas al suelo cuando te pierdes por las nubes, esa que está ahí para quitarte la vergüenza porque hay que reconocer que hasta los más desvergonzado la tenemos y sin esa persona habría miles de cosas que no hubieras hecho, esa que cuando está cuando estás mal, cuando estás bien, cuando estás nerviosa, cuando estás triste... Es quien te da toda la confianza que muchas veces a nosotros mismos nos falta, es quien cree en ti cuando ni tú das un duro por ti mismo, es quien está para cualquier cosa, para esos planes disparatados, para esas locuras inconfesables. Y es alguien que siempre tienes presente, es a quien ves como un/a hermano/a pequeño/a y le que cuidas por encima de cualquier cosa, es a quien perdonas todo, es a quien dejas que te despierte por una gilipollez, es por quien aguantas despierto hasta las mil porque no tiene sueño, es quien cuando estas triste hace cualquier cosa, cualquier cosa, para hacerte sonreír. Es quien sabe todos defectos y aun así sigue estando ahí, es la persona que quieres ver todos y cada uno de los días del año porque cuando ya te has acostumbrado a vivir con alguien no puedes cambiarlo,..
Y hay momentos en los que nadie te entiende ni siquiera tú mismo pero ahí esta esa persona para cogerte, mirarte y gritar cualquier tontería o simplemente abrazarte y así sacarte una sonrisa. Cuando nos enfadamos siento que hay algo que me falta porque un puzle nunca estará terminado si quitas la pieza del centro, quizás la más importante.Esa persona con la que destripas a quien te cae mal, le pones mil y un defectos y aunque no los tenga esa persona te dará la razón. Esa persona que ha pasado a ser parte de tu vida, a ser parte de ti. Esa parte de ti a la que puedes contarle todo, cualquier cosa por rara que sea y sabes que te va a creer y ayudar, sabes que nunca te reprochará nada  pero siempre estará ahí para pararte los pies antes de cagarla, esa persona por la que pondrías la mano en el fuego, hasta la cara.
    Esa persona que no cambiarías por nada en el mundo, esa persona que sabes que es perfecta tal y como es, esa que te complementa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada